Comisión Ecuatoriana de Justicia y Paz
 
Compañeros y amigos:
Por segunda ocasión llamamos a la puerta de sus casas, oficinas, parroquias, organizaciones…, para transmitirles y compartirles nuestras reflexiones y novedades.
En lo político, continúan las averiguaciones sobre los casos de corrupción que según las denuncias se han dado en el gobierno anterior. El proceso investigativo desarrollado por el fiscal general Carlos Baca, lleva ya ejecutadas algunas órdenes de prisión preventiva, incluido la del vicepresidente Jorge Glass. Concluida esta etapa, de nuestra parte exigimos transparencia, consistencia y coherencia en todos los actores, procesos y resultados, caso contrario se lastimará no solo la justicia sino toda la institucionalidad del Estado y por ende del país.
De igual manera la Subcomisión de discernimiento político, analizó el anuncio de consulta popular hecha por el presidente Moreno, y expresan, entre otras ideas, que la consulta no sea un distractor de los problemas fruto de la corrupción y de la crisis económica, que hemos de enfrentar, o que se reduzca a una simple medición de popularidades. Además, expresan la esperanza de que las preguntas nos ubiquen en el momento histórico que vivimos y pongamos las bases de una real democratización del Estado, ampliando de esa forma, la participación ciudadana y el real ejercicio de derechos y obligaciones de todos, más allá de los grupos ideológicos en el poder o aparentemente fuera de él.
Por otro lado, en los próximos días el nuevo Nuncio de su Santidad en Ecuador, entregará al Presidente Moreno, sus cartas credenciales.  Hacemos votos porque su presencia sea una efectiva mediación y actualización profética de la palabra y orientación que el Papa Francisco está dando a toda la Iglesia.  Deseamos que Monseñor Andrés Carrascosa Coso, tenga una grata permanencia en medio nuestro, en el cumplimiento de su tarea oficial y que, como Él mismo lo ha dicho, se incorpore afectiva y eficazmente al Pueblo de Dios que peregrina en esta tierra.
Y por último, en días pasados la  Comisión de Justicia y Paz  celebró y despidió a uno de sus miembros, el ingeniero José Luís Álvarez, designado para representar a nuestro país ante la Santa Sede.  Le expresamos nuestra congratulación por su nombramiento y deseamos éxito en su tarea.  Y le pedimos expresarle al Papa Francisco que estamos junto a Él, dando gracias a Dios por su presencia como Obispo de Roma y que le agradecemos por su búsqueda apostólica de renovar la Iglesia, para que sea signo universal de salvación e instrumento de acción efectiva de Jesucristo en el mundo.  Le rogamos además, le diga al Papa, que, como Comisión de Justicia y Paz, seguimos de cerca sus enseñanzas y testimonios, y que queremos acrecentar nuestras labores para acompañarle con nuestro pueblo en su labor pastoral.
Solidariamente,
 
Enrique Galarza Alarcón
 
 
CONSULTA POPULAR Y SOBERANIA CIUDADANA
El Presidente de la República convocó a una consulta popular, Confiemos en que no se trate de crear una cortina de humo, de un distractor que nos haga olvidar los temas que han salido en los primeros cien días de su gobierno, entre otros el de la corrupción en el gobierno anterior.  Queremos también creer que no se trata de una propuesta electorera para medir los niveles de aceptación y popularidad del gobierno y sus aliados frente a los opositores.  En fin, aspiramos que la consulta a realizarse no sea ocasión de manipulación de gobiernistas u opositores a las conciencias de los ecuatorianos.
 
Aspiramos y exigimos una consulta popular, desde la afirmación categórica que el pueblo es el soberano y, por tanto, en él radica la soberanía.  Consulta que tiene importancia máxima cuando hemos vivido “un monopolio de la verdad” como si ésta fuera propiedad exclusiva de caudillos, élites, grupos, movimientos, o partidos.  En la historia nacional han habido, y todavía subsisten, estructuras políticas, sociales y administrativas que ha impedido el ejercicio democrático. La consulta nacional ha de ser una prioridad para ampliar la base de participación, el Estado tiene que democratizarse superando su actual organización.  En los últimos tiempos cambió la retórica política pero no cambió significativamente la participación ciudadana en la redistribución de la riqueza, en la toma de decisiones y en la dirección del Estado.  Es urgente que el pueblo ecuatoriano tome el destino en sus manos, esa es una auténtica democracia.  Los pueblos tienen como derecho primario ser sujetos de su historia y agentes de cambio y desarrollo.
 
Con frecuencia se ha querido convencernos que la sociedad se reduce a dos actores: el Estado y la empresa privada, y que el primero es el representante de la colectividad y el segundo de los intereses privados o particulares… una falacia.  Hay, más bien, que hablar de un triángulo integrado por el estado, el pueblo y la empresa privada.
 
Un estado administrado en el autoritarismo de sus gobernantes y en su capacidad asistencialista de seudo-satisfactores sociales como el clientelismo, termina debilitando a sus organizaciones sociales y participativas, degenerando al aparato productivo y generando mayor desempleo, sobre todo de los más pobres.
 
La consulta popular debe aportar recursos constitucionales y lograr una ‘armonía social’ integra, integral, e integradora.  Un triángulo en el que sea visible el pueblo como una integralidad espiritual y cultural desde la diversidad, como una unidad política-económica que en su organización le permita ser el titular de una verdadera soberanía popular, en el que el estado afirme su legitimidad y autoridad desde la coherencia de los individuos que le sirven y el fortalecimiento de las instituciones, en el que el sector privado aporte al crecimiento y desarrollo del país.  Pero, nada de estas aspiraciones serán completas si no son atravesadas por el respeto y la práctica de los derechos humanos básicos: el derecho a la vida, a la salud, a la seguridad social, a la educación, a la vivienda, al trabajo, al territorio y, también a los derechos de nuestra casa común y el Cosmos.
 
Es obligación de todos los ecuatorianos asumir un compromiso activo, crítico y solidario para que la consulta popular sea ocasión de dialogo, organización y participación consciente.
 
 
Coordinadora:  María Victoria Carrasco                                     Secretario-Relator:  Miguel Andrade
 

Información Contacto

  • Av. América N24-59 y Av. La Gasca
  • Teléfono: (593) 22558912 ext 100 o 101
    Fax: (593) 22501429
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  
  •  
 

Boletín Eclesial

Noticias CEE

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.