Nacionales
Roma, 27 de septiembre de 2017
 
 
Queridos hermanos y hermanas:
La dramática muerte de tantos hermanos y hermanas nuestros en el accidente de González Suárez, ha encontrado el mensaje que el Santo Padre Francisco ha dirigido a las familias que lloran a sus muertos y a los heridos.
 
Estando en Roma con todos los Obispos del país, deseo expresar al Papa la profunda gratitud de nuestra Diócesis por su conmovedora cercanía. Nos ha, profundamente. conmovido su paternal preocupación en un momento tan dramático para tantas familias y su afecto también para nuestra Iglesia.
 
Frente a tanto desconcertante dolor, la  muerte redentora de Jesús hace que ninguno de nosotros, ningún hombre, ninguna mujer se sienta abandonado, entregado a un destino y a una casualidad inexplicable.
 
Cada uno de nosotros entra a la existencia, queda en esta vida y de ella también sale fundado por el amor de Dios nuestro Padre que, en la muerte y resurrección de Jesús, su Hijo, da un sentido y una certeza indestructible a nuestra vida en la que nada “podrá separarnos jamás del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor (Rm 8,39).
 
Es allí, frente a Jesús en la cruz, que hoy  nosotros nos abrimos a una pregunta que se abre a una grande esperanza, posible sólo a quien ha hecho la experiencia de un gran amor; a la oración, alimento de la fe y a la solidaridad que se hace compromiso civil.
 
Este trágico accidente de tránsito que suma nuevos hermanos a los más  de 1400 muertos en lo que va de este año, nos obliga a caer en la cuenta de la necesidad de proteger la vida humana con medidas técnicas que garanticen la seguridad de los carros y de las carreteras y con procedimientos de controles y leyes más severas.
 
Sin embargo, sólo un siempre más decidido compromiso educativo para con la vida y su absoluto valor, podrá ser eficaz prevención de la violencia e irresponsabilidad al volante. Sintámonos todos llamados a asumir esta tarea con renovado impulso y firme determinación.
 
En este doloroso momento, invoco para todos los que sufren y sobre nuestra entera comunidad el consuelo de la Santísima Virgen María.
 
Con paternal afecto,
Su obispo,
+ Valter Maggi
 

Información Contacto

  • Av. América N24-59 y Av. La Gasca
  • Teléfono: (593) 22558912 ext 100 o 101
    Fax: (593) 22501429
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  •  
  •  
 

Boletín Eclesial

Noticias CEE

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.